Tecnoestrés: Qué es y cómo evitarlo en el entorno empresarial 

Tecnoestrés: Qué es y cómo evitarlo en el entorno empresarial 

Por: Recursos Humanos TV

En la era digital, la tecnología ha transformado la forma en que trabajamos, facilitando procesos, mejorando la comunicación y permitiendo la colaboración remota. Sin embargo, esta rápida evolución también provoca lo que conocemos como “tecnoestrés”.

Este término, acuñado por el psicólogo norteamericano Craig Brod en la década de 1980, se refiere al estrés o ansiedad derivados del uso excesivo o mal gestionado de la tecnología, y aunque surgió en una época en la que no había tanta tecnología como hoy, sigue siendo altamente relevante. 

El tecnoestrés se manifiesta de diversas maneras, desde la sobrecarga de información hasta la necesidad de estar constantemente conectados. Para los líderes de empresas, entender este fenómeno es esencial, ya que puede afectar negativamente la productividad, el bienestar emocional y la satisfacción de los empleados.

Causas y síntomas del tecnoestrés 

El tecnoestrés puede surgir por diversas razones. Una de las más comunes es la “tecnoinvasión”, donde los empleados sienten la presión de estar disponibles todo el tiempo, incluso fuera del horario laboral.

Otra causa es la “tecnocomplejidad”, que ocurre cuando las tecnologías utilizadas en el trabajo son complicadas o requieren habilidades que los empleados no poseen. También existe la “tecnoinseguridad”, donde los trabajadores temen ser reemplazados por la tecnología.

Los síntomas del tecnoestrés incluyen ansiedad, fatiga mental, irritabilidad, insomnio y dificultades para concentrarse. Con el tiempo, puede llevar a un agotamiento profesional (burnout) y afectar la moral del equipo en gran medida. 

Estrategias para prevenir el tecnoestrés

Por supuesto, este síndrome es totalmente prevenible, y para evitarlo, puedes implementar algunas de las siguientes estrategias:

1.Fomentar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal:

Establece límites claros sobre el uso de la tecnología fuera del horario laboral. Los líderes deben alentar a los empleados a desconectarse y disfrutar de tiempo libre sin sentir culpa alguna. También se le conoce como “desconexión digital”. 

2. Proporcionar capacitación tecnológica:

Ofrecer programas de capacitación para que los empleados se sientan más cómodos y competentes con las herramientas tecnológicas que usan diariamente. Esto puede reducir la tecnocomplejidad y aumentar la confianza. 

3. Crear una cultura de apoyo:

Fomentar un ambiente en el que los empleados puedan expresar sus preocupaciones sobre la tecnología sin temor a represalias. Esto permite abordar problemas de tecnoestrés antes de que se conviertan en problemas mayores.

4. Promover pausas regulares:

Establecer tiempos para descansos regulares y alentar a los empleados a tomar descansos cortos para reducir la fatiga mental asociada con el uso constante de dispositivos electrónicos. 

5. Evaluar la carga de trabajo:  

Asegurarse de que las expectativas laborales sean realistas y de que los empleados no estén sobrecargados con tareas digitales. Una carga de trabajo equilibrada puede reducir el riesgo de tecnoestrés. 

Comprender y abordar el tecnoestrés es un paso crucial para construir una cultura organizacional resiliente y sostenible. Comprender estas estrategias, te ayudará a crear un entorno de trabajo saludable que permita a tus empleados aprovechar la tecnología sin sacrificar su bienestar emocional y productividad.

Mientras menos estrés haya en tu oficina, mejores serán los resultados. 

Post a Comment

#SIGUENOS EN INSTAGRAM