Empleados se resisten a regresar a la oficina pese a la orden de sus jefes

Empleados se resisten a regresar a la oficina pese a la orden de sus jefes

Muchas empresas han elegido volver a las instalaciones para trabajar tradicionalmente. Pero, así como ellas ignoran los deseos de su plantilla, ahora también son los empleados los que se resisten a regresar a la oficina, ignorando por completo las órdenes de su supervisor y saliéndose con la suya.

De acuerdo con Business Insider, a este nuevo movimiento lo han catalogado como la “Gran Resistencia”, una tercera vía de trabajo en la que no buscan ni volver a la oficina, pero tampoco renunciar a su empleo, y en su lugar desafían las órdenes de sus líderes para salirse con la suya o ser despedidos, lo que ocurra primero.

Es una táctica arriesgada, pero hay más personas que rompen las reglas en la oficina de lo que piensas.

Tomemos, por ejemplo, los resultados de la encuesta nacional sobre el trabajo desde el hogar recopilados por WFH Research. Entre las empresas que exigen que los empleados se presenten cinco días a la semana, menos del 49% en realidad lo hace.

Eso significa que más de la mitad de sus empleados se niegan a cumplirlo por completo. Incluso en empresas a las que solo se les exigió estar presentes durante parte de la semana, el 19 % de ellos no se presentó como se esperaba.

Nicholas Bloom, profesor de economía en la Universidad de Stanford y coautor de la encuesta, señaló que hay mucha gente que se niega a volver a la oficina, lo cual está causando problemas a los mandos intermedios con sus políticas de trabajo.

Sin embargo, lo que no deja de sorprender es que las empresas están dejando que se salgan con la suya. Únicamente el 12% de los encuestados dice que su supervisor despidió a alguien por negarse a volver.

Esto se debe, principalmente, a que a las organizaciones les preocupa perder a sus talentos. Piensan que los pequeños castigos los pueden enfurecer y alentar a buscar otro lugar, por lo que la reducción de salarios, las reprimendas y las revisiones negativas de desempeño son raras.

Esto es algo que está pasando principalmente en Estados Unidos, por lo que ver este mismo movimiento en Latinoamérica puede que no genere la misma clase de reacción por parte de los supervisores.

Post a Comment

#SIGUENOS EN INSTAGRAM